Gibalbín Cosecha 2009 – DO Vino de la Tierra de Cádiz

Nombre: Gibalbín Cosecha 2009

DO: Vino de la Tierra de Cádiz

Bodega: Barbadillo

Tempranillo, Syrah, Merlot, Cabernet y Tintilla de Rota

Precio:  3 €

Comprado en Supermercado Pepito, Utrera.

 

Gibalbín es un vino producido por Bodegas Barbadillo dentro de la DO Vino de la Tierra de Cádiz.

Según Barbadillo se trata del primer tinto de Andalucía en cuanto a extensión de viñedo y producción. Hablamos de 100 hectáreas entre Tempranillo, Cabernet, Merlot, Syrah y algunas parcelas de Tintilla de Rota, uva que aporta a Gibalbín el toque autóctono.
Aunque Barbadillo cita claramente en la etiqueta a la Sierra de Cádiz, el nombre del propio vino me lleva a pensar que parte o la totalidad de la uva proviene de la zona de Gibalbín, considerada más bien campiña que sierra.

La botella que ha servido para esta cata es de la cosecha de 2009 y fue adquirida esta misma semana a un precio de 2.99€ en los míticos Supermercados Pepito de Utrera. Curiosamente la añada de 2010 está también a la venta en el Eroski de Utrera a 4.65€. Una diferencia de precio muy difícil de justificar por más que se trate de añadas diferentes, sobre todo teniendo en cuenta los márgenes de beneficio atribuibles a una gran empresa como Eroski. Este no es un vino de 5€ se ponga como se ponga el que se ponga. Por tanto, chapó por Pepito y su excelente servicio.

 

He probado Gibalbín en dos veces, y me explico. Lo abrí una noche 10 minutos antes de probarlo, me apunté mis impresiones, lo guardé con el tapón de vacío y al día siguiente volví a echarle un tiento a la hora de comer.
Esto es algo que hago habitualmente (no me queda más remedio) y que ayuda a apreciar la evolución que sigue el vino una vez abierto, en un escenario además muy cotidiano, pues la mayoría de gente que descorcha un vino en casa no consume la totalidad de la botella en el mismo momento a no ser que se trate de una reunión, celebración y/o haya varios comensales que quieran beber.

Gibalbín es un vino joven sin crianzan en barrica que en copa se muestra de color rojo picota intenso, limpio y con lágrima muy marcada.

En nariz, de entrada y por extraño que parezca, lo noté muy Barbadillo. Con apuntes de esa frescura propia de los blancos tipo Castillo de San Diego. De hecho necesita algo de aire para expresar fruta roja y comenzar a abrirse, momento a partir del cual deseché la impresión inicial para apreciar frutos del bosque en compota y notas especiadas a clavo y canela.

En boca es suave, fresco, de fácil entrada, sin aristas y equilibrada acidez. Posgusto agradable a fresas.

En definitiva un vino afable que a este precio (menos de 3€) es buena elección como tinto sin pretensiones.

NOTA GLOBAL:    5+

P.D: Barbadillo presentó el año pasado un Gibalbín con crianza de 8 meses en barrica de roble.

P.D 2: Gonzalez Byass produce a partir de unos viñedos que posee en Arcos de la Frontera otro tinto de Cádiz con crianza, llamado Moncloa, que también tiene aporte de la variedad Tintilla de Rota y cuya botella nº 4276 de la añada 2008 será catada en PlusVino antes de fin de año.

 

3 comentarios sobre “Gibalbín Cosecha 2009 – DO Vino de la Tierra de Cádiz

  • el 30 Septiembre, 2012 a las 2:20 pm
    Permalink

    Nosotros lo probamos hace unos 4 meses y realmente no nos gustó. Acabamos haciendo tinto de verano con él. Tal vez debamos darle otra oportunidad. Curiosamente, también nos pareció “muy Barbadillo”, y quizás ese sea el problema. Los vinos de Barbadillo y nosotros no sintonizamos demasiado bien. Por supuesto son impresiones personales.

    Destacar que nos costó sobre los 3€ en una pequeña cadena local de supermercados, pero también lo he visto alrededor de 5€ en Carrefour hace unos días.

    Tras leer tus notas de cata, prometo darle otra oportunidad.

    Un saludo.

    Respuesta
  • el 8 Octubre, 2012 a las 2:44 pm
    Permalink

    Yo lo probé ayer y fue una pequeña decepción. No está malo pero sinceramente esperaba más.

    Respuesta
    • el 8 Octubre, 2012 a las 2:55 pm
      Permalink

      A mi me pasó lo mismo. De hecho no lo metí en la categoría de “Regular, anodino, del montón” porque al darle tiempo mejora en nariz y también en boca. Es un vino que de haberlo probado con más inmediatez, en un bar o similar, habría penalizado aún más.
      El que han sacado ahora con crianza pinta mejor.

      Respuesta

Deja un comentario